Blog de Think it Legal

Una mirada profesional al primer año de convivencia con la Ley de Segunda Oportunidad

En julio hará un año que se aprobó en sede Parlamentaria la Ley 25/2015, de 28 de julio, de mecanismo de segunda oportunidad, reducción de la carga financiera y otras medidas de orden social. Una Ley con muchas sombras y algo de luz para muchas personas que tienen la oportunidad de volver a sentirse parte del sistema económico y social del país. En Think it Legal nos sentimos orgullosos de haber dado todo nuestro soporte a un elevado número de personas que ya se han acogido al mecanismo de la Ley de Segunda Oportunidad.

La Ley Concursal por fin da cabida a los consumidores insolventes. Las deudas angustian, y más si éstas provienen de un sobreendeudamiento pasivo (el paradigma del sobreendeudamiento pasivo es el derivado de la garantía del aval). También es cierto que algunos, los menos, han querido aprovecharse de una Ley improvisada, que da cabida a aquellos deudores que aún pudiendo no quieren pagar; aunque, insistimos, son los menos y desde Think it Legal nunca les dimos ni les daremos cobertura.

La experiencia hasta la fecha es muy alentadora, aunque la complejidad que reviste la aplicación de la Ley de Segunda Oportunidad en su aspecto procesal, e interpretativo convierten este mecanismo en una verdadero via crucis. Sin mencionar el elevado coste que supone la activación del mismo.

¿Por qué, siendo España prácticamente el último país de Europa en tener una Ley de Segunda Oportunidad, y habiendo países con una gran experiencia en esta materia, el legislador construye la peor de todas? Supongo que es la forma de poner el sello de la España que tenemos, a una Ley que, sin demasiado esfuerzo, podría haberse convertido en la mejor de todas. Ni siquiera hemos considerado las recomendaciones de la Unión Europea y del Fondo Monetario Internacional, por no decir ya la de todos aquellos juristas expertos en materia de sobreendeudamiento de las familias que, a pesar de gritar mucho, se les dio muy poca voz.

Nuestra suerte es que nuestros amigos de la UE crearon una comisión que ya lleva algún tiempo trabajando en la armonización de una Ley de Insolvencias de consumidores creando un marco común en la materia. Esperemos que los resultados lleguen pronto. Recordemos que prácticamente todos los países europeos disfrutan ya de una Ley de Segunda Oportunidad.

En este blog iremos colgando publicaciones en las que hablaremos de los aspectos más importantes y también de los más controvertidos en la aplicación práctica de la Ley de Segunda Oportunidad en España con el objetivo de arrojar toda la luz posible sobre este camino hacia una verdadera segunda oportunidad para todas aquellas personas que, verdaderamente. lo necesitan. Que por desgracia no son pocas.